• Cooperativismo destaca además el papel de los sectores Agrícola Industrial y de Ahorro y Crédito del Movimiento, que marcan diferencia en medio de la crisis

Desde el Consejo Nacional de Cooperativas (CONACOOP), así como de los cuerpos directivos del Centro de Estudios y Capacitación Cooperativa (CENECOOP R.L.) y la Comisión Permanente de Cooperativas de Autogestión (CPCA), respaldan y aplauden la valiente gestión del personal de salud del país frente a la crisis global por el COVID-19, y en particular, resalta el trabajo de las cuatro cooperativas de servicios de salud que administran 113 Ebáis en el país.

Apoyamos en un todo las medidas del Gobierno emanadas bajo los criterios técnicos del Ministerio de Salud y de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en las labores de contención y prevención de la enfermedad.

En esta coyuntura, el CONACOOP, como máxima autoridad de representación y defensa del Movimiento Cooperativo del país; en conjunto con el CENECOOP R.L. y la CPCA, recalcamos el papel en la atención de esta crisis por parte de las tres cooperativas de Autogestión: COOPESIBA R.L., que atiende 17 centros de salud; COOPESALUD, que administra 49, COOPESAIN, con 12, además de la cooperativa de Cogestión: COOPESANA que atiende un total de 35 centros de salud, quienes han realizado un esfuerzo extraordinario junto al resto del sistema de salud pública para la atención de la crisis.

Datos de estas organizaciones señalan que los centros de salud administrados por las Cooperativas de Salud velan por la atención de aproximadamente medio millón de personas.

La fortaleza de las cooperativas de salud es un bastión estratégico para nuestra seguridad social, y en el momento actual, nos sumamos a los esfuerzos de la CCSS y demás autoridades, y emplazamos a la población a atender con responsabilidad los llamados de atención de las autoridades.

Sectores Agrícola Industrial y de Ahorro y Crédito, clave en la crisis

En medio de la crisis, es necesario hacer hincapié en el papel de las 67 cooperativas del sector Agrícola Industrial, que son bastión de la seguridad alimentaria nacional, y que a pesar de los problemas que han enfrentado, trabajan en la producción de arroz, frijoles, productos hortícolas, carnes y productos lácteos, entre otros.

Asimismo, en la actual coyuntura, las 40 cooperativas de ahorro y crédito se mantienen atentas a las necesidades de la ciudadanía costarricense, prestando servicios financieros de bajo costo, lo que les hace resaltar en el mercado financiero por su capacidad para desarrollar productos enfocados en la reactivación económica, tan urgente en este momento.

A esto se le suma el aporte estratégico para el país en otras actividades económicas donde están presentes las cooperativas, como el sector, eléctrico y de transporte: quienes funcionan como un motor de desarrollo en circunstancias especiales como la que vive el mundo entero por el Covid-19.

Resulta oportuno y necesario hacer notar el peso del Movimiento Cooperativo en nuestra sociedad, tanto en tiempos de bonanza como de crisis, tal es el caso de esta época donde el COVID-19 nos obliga a sacar lo mejor de nosotros.

Por todo lo anterior, reiteramos el llamado a la ciudadanía en general, y al millón de costarricenses ligados al Cooperativismo en particular, a unir esfuerzos, trabajar con responsabilidad y ser solidarios en la construcción de un país sano, próspero y en paz.

Send message via your Messenger App